5 consejos para controlar la ansiedad.

Actualmente y debido a la cantidad de información que nos “bombardea” por diversos medios es muy normal poder presentar cuadros de ansiedad.

La ansiedad no es más que un mecanismo de defensa que utiliza tu organismo para ponerte alerta.

Suele deberse a una preocupación excesiva que se manifiesta físicamente acerca de algún hecho que va a ocurrir.
Puede indicar miedo a la incertidumbre o a situaciones que sientes que no eres capaz de controlar. Por ejemplo: un examen complicado próximamente, miedo a lo que pueda ocurrir en tu trabajo, incertidumbre en tus relaciones personales, etc.

Esta ansiedad se refleja en una preocupación y angustia constantes que interfieren con nuestro desempeño adecuado en el trabajo, en el ámbito social o familiar.

Si este es tu caso, te comentamos 5 sencillos consejos que te ayudarán a superar esta situación:

1. Ocupa tu tiempo. Participar en actividades agradables ayuda a calmar tu ansiedad. Por ejemplo, escuchar música o leer un libro. Está científicamente demostrado que el ejercicio aeróbico ayuda a controlar nuestras reacciones ante el estrés.

2. Respira de forma adecuada. Aunque parezca sencillo es posible que no lo estés haciendo bien. La respiración profunda diafragmática activa nuestra respuesta a la relajación. Debes saber que una respiración consciente y profunda te ayuda a oxigenar tu cuerpo y hace fluir tus emociones para que puedas entenderlas y aceptarlas mejor.

3. Busca apoyos sociales. Sentirte apoyado por tus familiares y amigos es vital para el manejo del estrés y la ansiedad. Llama a un ser querido, programa una video llamada o una cita. Hablar con los demás y relacionarte puede hacer mucho bien para mitigar tu ansiedad.

4. Establece horarios de sueño y de comida. Mantener hábitos adecuados de higiene del sueño y alimentación es esencial. Esto quiere decir que debemos dormir las horas que necesitemos, y descansar de verdad cuando lo hagamos. También es necesario llevar una buena alimentación y reducir los malos hábitos relacionados con la nutrición. Procura comer cinco veces al día, divididas en tres alimentos principales y dos meriendas. Evita la cafeína y las sustancias alucilógenas.

5. Desafía a tu mente y con mensajes positivos. Los mensajes y las declaraciones positivas pueden ayudar a poner las cosas en perspectiva. La ansiedad es un sentimiento, como cualquier otro sentimiento y aunque te sientas mal, puedes utilizar algunas estrategias para hacer frente a los estados en que esa ansiedad nos domina.

Los pensamientos negativos por lo general vienen en forma de: “¿Qué pasa si no paso este examen?” o “¿Y si me quedo sin trabajo?”, “¿Qué pasa si decepciono a mi familia?”, “¿Seré capaz de recuperarme?”.
Si esto te ocurre para y preguntarte: “¿Es realmente probable que suceda?” “Si esto ocurre, ¿qué sería tan malo?”, “¿Qué podría hacer si esto me ocurre?”, “Si algo no sale como pensaba, ¿Qué alternativas tengo?”
Una forma de solucionarlo es hacer frente a los factores de estrés que están causando tu ansiedad.

Consejo: Haz una lista de los motivos que te están llevando a la ansiedad y después, al lado de cada uno, anota una o dos soluciones factibles para ti. Este simple gesto de escribir posibles soluciones o alternativas te obliga a racionalizar las cosas y descubrirás que muchas veces no todo es tan oscuro como parece o como queremos verlo.

 

Recuerda, intenta enfocarte en los aspectos positivos, piensa en los grandes cambios que vendrán a tu vida en los próximos meses y saca partido a todo lo que ahora puedes mejorar y cambiar.

 

Si quieres estar alerta sobre todo lo relacionado con las oposiciones:

Suscríbete AQUÍ  ¡Y consigue gratis tu planificador mensual 2020!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *